Ética y & cumplimiento

El compromiso de Eaton con la ética y la integridad es una ventaja competitiva clave

Nuestra reputación como empresa altamente ética es una poderosa característica distintiva y una ventaja competitiva clave. Nuestra promesa de hacer negocios de manera correcta refleja nuestro compromiso inquebrantable con las más altas prácticas éticas y con los estándares de comportamiento. Es la forma en que nos comportamos en nuestras interacciones con los demás, con nuestros clientes y con las comunidades a las que servimos.

Nos enorgullecemos de nuestra reputación como empresa ética y compartimos la responsabilidad de apoyar y consolidar nuestra cultura de máxima integridad.

Craig Arnold, Presidente y & CEO

Comprometidos a hacer bien los negocios
En todas partes donde Eaton hace negocios, estamos comprometidos a hacer negocios bien, lo que incluye:

  • Estándares éticos para nuestros empleados.
  • Gestión ambiental de nuestras instalaciones.
  • Trato justo y salud y seguridad de los empleados.
  • Apoyo local a las comunidades en las que vivimos y trabajamos.

Garantía de una cultura de integridad — que empieza con nuestro Código de ética.

El Código de ética de Eaton consta de doce principios fundamentales de comportamiento ético. Constituye la base de nuestra cultura. Nuestros empleados, directivos y consejeros tienen la responsabilidad personal de leer, conocer y cumplir dichos principios en el desempeño de sus funciones.

Junto con el Código de ética, proporcionamos a los empleados una detallada Guía de ética de Eaton  que contiene ejemplos concretos y orientación práctica sobre la toma de decisiones éticas. Está traducida a 34 idiomas locales y está a disposición de todos los empleados de Eaton en todo el mundo. Todos los empleados que se incorporan a Eaton reciben un curso de formación sobre el Código de ética en el marco del proceso de incorporación, y todos los años se exige a los empleados que lean y ratifiquen por escrito su compromiso con los principios de dicho código.

Fomentar el liderazgo ético y la toma de decisiones éticas

Los directivos marcan la pauta e impulsan la cultura. Con el fin de garantizar que nuestro compromiso con la integridad esté arraigado en nuestro ADN, nuestros Atributos de liderazgo — los comportamientos que esperamos de todos los empleados — incluyen:

  • Somos éticos
  • Respetamos las reglas 
  • Actuamos con integridad
  • Estamos orgullosos de nuestras actuaciones

La formación permite aclarar y reforzar estas expectativas en todos los niveles de la empresa:

  • Nuestros programas de capacitación para ejecutivos, avanzados y futuros líderes incluyen «Liderar con ética» como segmentos clave.
  • La formación sobre el Sistema de negocio de Eaton (EBS, por sus siglas en inglés), que es la forma en que trabajamos en Eaton como empresa operativa integrada, incluye tanto aspectos de ética como de cumplimiento, y la observancia de los principios fundamentales de comportamiento ético de Eaton como elementos fundamentales.
  • Anualmente, se exige a todos los directivos que ofrezcan a sus subordinados directos una formación presencial sobre los principios de nuestro Código de ética y sobre cómo «Hacer bien los negocios».  
  • Implementamos un sólido plan de formación anual en línea dirigido a grupos específicos que abordan temas de cumplimiento fundamentales. Diseñado para proporcionar orientación práctica sobre cómo aplicar nuestros principios y políticas, el plan de formación incluye instrucción obligatoria sobre leyes anticorrupción, principios antimonopolio, protección de datos, gestión del comercio mundial, lucha contra el acoso y otras áreas legales y normativas clave.
  • Cuando se cometen errores o se evitan situaciones difíciles, aprovechamos la oportunidad para ayudar a los empleados a aprender de los mismos. Nuestra oferta anual de formación incluye una completa biblioteca de casos, presentaciones y recursos en vídeo basados en hechos reales.

Posibilitar el crecimiento en mercados difíciles

Las economías emergentes suelen ofrecer grandes oportunidades de crecimiento, pero también pueden presentar elevados riesgos de corrupción y conducta indebida.  Para gestionar este riesgo y permitir que nuestros negocios aprovechen las oportunidades con mayor confianza, empleamos una estrategia integral contra la corrupción.

  • Nuestras políticas prohíben los sobornos, las comisiones, los regalos o actividades de entretenimiento inapropiadas y cualquier otra forma de pago corrupto. Son de aplicación a escala mundial, sin excepción alguna y sin tener en cuenta ninguna costumbre, práctica local o condiciones competitivas.
  • Nuestro sólido plan de formación anual en línea y presencial garantiza que nuestros empleados conozcan nuestras políticas, las leyes y el comportamiento que esperamos de ellos. La formación proporciona a los empleados las herramientas necesarias para poner en práctica nuestras políticas en sus actividades diarias.
  • A través de un riguroso proceso de selección inicial y de supervisión a lo largo del ciclo de vida, nos aseguramos de que nuestros agentes y distribuidores en todo el mundo compartan nuestro compromiso a favor de la integridad.

Despliegue de recursos y equipos de expertos

Dirigido por un funcionario elegido por el consejo y un vicepresidente sénior, el equipo de ética y cumplimiento mundial está formado por abogados y otros profesionales experimentados estadounidenses e internacionales. Con el objeto de garantizar el más alto nivel de visibilidad e independencia, el programa de ética y cumplimiento mundial está gestionado directamente por el Comité de gobernanza de del Consejo de administración de Eaton, con el apoyo activo, notorio y consecuente de la alta dirección de Eaton.

También reconocemos la necesidad de dedicar recursos y desarrollar una profunda experiencia en aquellas áreas de cumplimiento que son de particular importancia para nuestras actividades como empresa manufacturera internacional. Además de nuestro equipo de ética y cumplimiento mundial, Eaton también cuenta con equipos de profesionales dedicados a la salud, la seguridad y el medio ambiente, la gestión del comercio mundial, la contratación pública, los impuestos, la auditoría interna, las leyes, el cumplimiento de la ley Sarbanes-Oxley, la gestión de la cadena de suministro, la protección de datos y la privacidad, y otros ámbitos normativos de gran relevancia. Estos equipos trabajan en colaboración con la oficina de ética y cumplimiento mundial para gestionar los riesgos y preservar nuestra reputación en materia de integridad.

Proporcionar apoyo y asesoramiento adecuados

La Línea de ayuda de Eaton es un recurso dedicado para que los empleados puedan hacer preguntas, plantear sus inquietudes o informar sobre conductas o prácticas empresariales inapropiadas. La Línea de ayuda está disponible las 24 horas del día, los 7 días de la semana, los 365 días del año, en todos los idiomas y en todos los países en los que Eaton está presente. De conformidad con la legislación local, cualquier persona podrá formular una pregunta de forma abierta o anónima o denunciar un problema de orden ético o una violación legal real o eventual, ya sea por teléfono, correo electrónico, a través de un formulario en línea, por correo postal o en persona, y todo ello sin temor a represalias.  Las acusaciones de mala conducta o prácticas comerciales inapropiadas, independientemente de la fuente, se investigan según corresponda. Las cuestiones relativas a la ética y el cumplimiento que se notifiquen a la oficina de ética y cumplimiento mundial se someten a control, seguimiento y se comunican al comité de gobernanza del consejo.

Cómo medimos el éxito

Supervisamos la eficacia de nuestro programa de ética y cumplimiento, incluidos nuestros elementos de comunicación y capacitación, aprovechando las auditorías, encuestas y otras herramientas existentes para evaluar su ejecución, aprendizaje y aplicación. Periódicamente realizamos un análisis exhaustivo de las deficiencias para medir nuestra eficacia en relación con las mejores prácticas y los cambiantes entornos empresariales. Nuestros equipos de auditoría interna incluyen de forma sistemática asuntos de ética y cumplimiento dentro del ámbito de sus auditorías. Además, supervisamos la rápida evolución del panorama normativo y nos aseguramos de que nuestros directivos y empleados se mantengan informados y al tanto de los aspectos más relevantes. 

El apoyo de una cultura ética requiere una vigilancia constante. No podemos quedarnos quietos, y no lo hacemos. Con el fin de focalizar nuestros recursos donde más se necesitan, realizamos una evaluación anual de nuestros principales riesgos en materia de ética y cumplimiento. Todas las unidades de negocio, todas las regiones y todas las divisiones corporativas participan en este proceso formal. Los riesgos se miden utilizando criterios de evaluación normalizados. Los resultados de esta evaluación son recopilados y revisados por la alta dirección y presentados al Consejo de administración. A continuación, utilizamos estos datos para adaptar nuestras ofertas de formación y los elementos del programa, así como para establecer nuestras áreas de interés de cara a ese año.